viernes, 16 de octubre de 2009

Movilización pide compromiso de líderes mundiales en el combate de la pobreza

Adital -

El hambre y la pobreza todavía son los mayores problemas mundiales. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ya son 1.020 millones de personas las que pasan hambre en el mundo. Por día, son 50.000 las personas que mueren como consecuencia de la pobreza extrema. A causa de ello, la Plataforma Alianza Española realiza hoy (16) en Madrid, España, una movilización contra la pobreza.

La manifestación tendrá lugar a partir de las 18h (14h, horario de Brasilia), en la Plaza de Cibeles, desde donde seguirá hasta la plaza Puerta del Sol. El acto es parte de la movilización que ocurre, desde el comienzo de esta semana, en más de 40 ciudades bajo el lema: "Una promesa no alimenta. Rebélate contra la pobreza".

La Semana Contra la Pobreza surgió para llamar la atención de los líderes mundiales sobre el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), establecidos en el 2000 por Jefes de Estado durante una reunión en la ONU. A pesar de que los representantes firmaron el compromiso de mejorar la situación en el mundo, muchos de esos objetivos no serán alcanzados en el plazo establecido. El primero, por ejemplo -que establece la reducción de la pobreza a la mitad para el 2015 -, todavía sigue sin estimaciones de cumplimiento.

La miseria y la mala distribución de la renta todavía son recurrentes en varias partes del mundo. Prueba de ello es que cerca de 1.000 millones de personas viven con menos de un dólar por día. Los números revelan que no sólo el hambre y la pobreza no disminuyeron, sino también, la falta de compromiso de los países desarrollados para ayudar financieramente a las naciones pobres y en desarrollo.

De acuerdo con el Grupo de Trabajo sobre el desfasaje en la conquista de los ODM para 2015, hay una diferencia significativa entre los recursos prometidos por los países miembros del G-8 y los efectivamente enviados a los países pobres. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) también cree que el elevado número de personas que sufren hambre y están en situación de miseria se debe, en parte, a la falta de ayuda internacional.

Según el Programa, de los 6.700 millones de dólares previstos para ayudar este año a las personas en situación de pobreza, el PMA consiguió el apoyo financiero de sólo 2.600 millones de dólares. "Las contribuciones recibidas sólo cubren un tercio de la parte del dinero que se necesita para alimentar a las personas más vulnerables del mundo", afirma el organismo.

Esa reducción en el presupuesto del programa genera consecuencias directas sobre las personas beneficiadas. En Kenia, por ejemplo, donde hay más de cuatro millones de africanos hambrientos, el PMA ya redujo la cantidad de alimentos. En Guatemala, el programa Vitaceral, que proporciona alimentos a 100.000 niños y 50.000 embarazadas y lactantes, puede ser paralizado a causa de la falta de recursos.

Esto sucede porque, de acuerdo con el organismo internacional, el nivel de ayuda actualmente es uno de los más bajos de los últimos 20 años. La poca inversión en ayuda es, probablemente, efecto de la crisis económica mundial. "Resolver esta misma crisis alimentaria costaría menos del 0,01% del dinero inyectado en el mercado para rescatar a las empresas de la crisis financiera mundial", comenta.

Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com

No hay comentarios: